Avanzamos en el desarrollo de la “nube pública nacional”

Avanzamos en el desarrollo de la “nube pública nacional”
24 de diciembre, 2020
En el marco del Plan Conectar, en ARSAT hemos recibido más de $ 500 millones destinado a comprar nuevo equipamiento para nuestro Centro Nacional de Datos, así como para el mantenimiento y la actualización del ya existente. Se busca sostener los recursos de cómputo, conectividad y almacenamiento de datos suficientes para brindar servicios de computación en la nube de calidad internacional.

Por otra parte, el satélite Nahuel 1 A, que la misma empresa utilizaba para prestar servicios desde la posición geoestacionaria 72⁰ Oeste, que se acercaba al final de su vida útil, acumulaba varias fallas de propulsión. La compañía Nahuelsat decidió no reemplazarlo, lo que nuevamente ponía en peligro una posición orbital asignada a la Argentina.

En agosto de 2007 se produjo una falla irreversible del sistema de propulsión del Nahuel-1. Para afrontar este problema, el equipo de ingenieros satelitales de Nahuelsat desarrolló entonces un procedimiento manual de control de órbita y orientación con el que se pudo preservar a los clientes del Nahuel-1 y permitir una migración controlada a otro satélite adyacente (el AMC-6, también ubicado en la posición orbital 72° de longitud Oeste).

Nuevamente en defensa de las posiciones orbitales asignadas a nuestro país, en 2007 el gobierno rescindió el contrato que a inicios de la década de 1990 se había celebrado con esta empresa y dispuso la transferencia de sus activos al Estado nacional, que quedaron bajo responsabilidad de ARSAT. Entre ellos, uno de importancia capital: la posición 72° de longitud Oeste. Desde 2014 en esa posición orbital brinda servicios el ARSAT-1.

Compartir